El señor de las escobas

Muchas veces se dice que las personas andamos con una sonrisa cuando por dentro estamos destrozados; que ayudamos cuando somos nosotros los que necesitamos ayuda; que gritamos en silencio cuando todo va mal; que las mejores frases salen en un momento de debilidad, de frustración, de cuando nada sale bien; que la vida puede ser una balsa y también puedes navegar en la más cruel de las tempestades. 

Pero todo reside en nuestra mente, según del color que quieras ver las cosas, puedes apiadarte de ti o pensar que todo se va a solucionar, que es el tiempo quien decide y mientras tanto tener una sonrisa por dentro y por fuera.

Navegando por internet y en concreto por una red social entornada al mundo laboral, me encontré a un hombre que refleja fielmente lo anterior descrito y nos devuelve un poco las ganas de seguir creyendo en este mundo que se ha vuelto tan egocéntrico a veces. Que le falta trabajo pero no el buen humor y que en cada uno de sus post refleja el querer ayudar a la gente, a visibilizar sus perfiles y que sea una herramienta más para encontrar trabajo, dentro del mundo cibernético de esta red social, cree en el feedback, en prestar sus recursos para dar la mono a otras personas y me llamo la atención, porque personas asi, no se encuentran fácilmente por el mundo y menos por internet.

LINKEDIANO JUAN DAVID

O más conocido como el señor de las escobas, seguido y querido en esta red social por su inconfundible mérito de visibilizar a diferentes personas que se encuentran en situación de desempleo en el territorio nacional, ese es una gran característica que le diferencia y le hace ser una de las personas más queridas de este mundo virtual. 

Cats 1

Este es un ejemplo de sus continuas publicaciones, nombrando a gente en situación de desempleo para que esta red social sea efectiva y haya el feedback que tanto deseamos cuando nos ocurren estas cosas

Cats 2

Otro de los ejemplos más claros de su incansable trayectoria es escribir un texto que a quienes los leemos hace que se nos escape una mueca de alegría y esperanza, a continuación siempre nombra una serie de personas en situación de desempleo, es lo único que no cambia.

Y es que su curriculum y su manera de expresarse, hace presagiar una gran humildad, no se resigna a conseguir un empleo como técnico de limpieza. a pesar de que las dificultades asoman y se muestran cual lobo delante de una presa, pero está siempre consigue huir y liberarse de sus fauces.

Juan David, muestra un extraordinario curriculum https://www.linkedin.com/in/juan-david-fern%C3%A1ndez-27b80ba7/, en el cual podemos ver su amplía dedicación al mundo de la limpieza y su larga experiencia como jefe de equipo, algo que le acredita para emplearse en cualquier empresa, que además se llevará a una impecable persona con don de gentes.

LA CRUDA REALIDAD

Uno se da un paseo por cualquier ciudad a cualquier hora del día y encuentra a gente sin un techo donde cobijarse, nuestro protagonista escribe en su blog y en la red social Linkedin lo duro que ha sido para él los obstáculos que le ha ido poniendo la vida, en este posthttps://elsenordelasescobas.home.blog/2019/10/04/linkedinsolidario-gracias, lo refleja fielmente y es que frases como, "Como miles de españoles, mi situación económica es complicada, hay meses donde tengo que decidir si pagar facturas o comer, comer o pagar la casa. Otros meses no tengo ni esa opción". Llegando a contar lo cruel que han sido algunas personas hacía su persona., "Los que me conocéis o seguís hace tiempo, sabéis lo duro que fueron mis comienzos en LinkedIn, sentí  rechazo por parte de muchas personas que dicen ser gerentes, ceos, y cargos altos en sus empresas por ser el señor de la limpieza, por estar desempleado, insultos por mis faltas de ortografía, por contar mis experiencias personales, mis sentimientos, etc."

También explica en sus diferentes post la enfermedad de su madre, un nuevo contratiempo pero es de admirar como, a través de una red social intenta visibilizar a todo aquel en situación de desempleo, pese a ser alguien que debe de ser ayudado y rescatado de una situación que a muchos nos resultaría más que imposible de sostener.

MI CONCLUSIÓN

Todos pasamos penurias, tenemos nuestras diferencias según la vida que llevemos, nos amendrentamos ante cualquier pequeño obstaculo que nos ponga este sendero o le sacamos nuestra mejor sonrisa, apretamos los dientes y tiramos hacía delante con un pundonor digno de las mejores batallas de la historia, o nos derrumbamos ante la adversidad. Solo tenemos esas dos opciones. 

Hay gente que decide rendirse, echar todo por tierra, partirse en dos y dejar que el agua le ahogué, hay otros que achican el agua y poca gente, como Juan David, que achica el agua de su barca y el da tiempo a salvar a los demás. No hay más problemas que los que la mente crea y las soluciones están a nuestro alcance, solo necesitamos pensar y que pase el tiempo, porque dicen que el mejor de los maestros. Una historia conmovedora que podéis ver todos los días en Linkedin, en su perfil.